Templo de Nuestra Señora de Dolores

5 junio, 2024

h

Durante la época virreinal en este lugar se encontraban la capilla del pueblo de indios San Francisco de Matehuala. Desde el año de 1719 se solicitó al gobernador del Reino de León, otorgar apoyo para las misiones de San Francisco y la construcción de la iglesia del pueblo de indios.
En este sentido, Francisco Barbadillo alcalde interino del valle de Matehuala perteneciente al Reino de León en su informe mencionó que los religiosos del convento del Real de Charcas, solicitaban dinero para las misiones del Rio Blanco y la edificación de la iglesia del pueblo de indios la cual se comenzó a construir alrededor de 1724 a cargo de fray Diego de Alcorta.
En las fuentes documentales se menciona que fray Joseph Guzmán y Prado ordenó que la capilla fuera adornada con cuadros que fueron donadas por fray José de Aragonés en 1715 cuando fue doctrinero de los indios. Dichos cuadros se encontraban en la capilla de los medellines, herederos de Miguel Escoriguela.
El hecho de tener capilla por fin se respaldaba la categoría de Pueblo de Indios de San Francisco. Durante la década de 1750 ya se hablaba de la capilla del pueblo de San Francisco de Matehuala.
Para la segunda mitad del siglo XIX la capilla fue reconstruida por una de las señoras más acaudalas de Matehuala, llamada Dolores Huerta, a cambio del perdón por la vida disoluta que llevó.
Se estilo arquitectónico es neoclásico y su planta una forma de cruz latina. Desde esta época se le nombró Templo de Nuestra Señora de Dolores. En su altar se localiza una bella escultura de la Virgen de Dolores.


Investigación: René A. Torres Nava

Foto antigua del templo de Nuestra Señora de Dolores

Notas relacionadas…

Hacienda de Maravillas

Hacienda de Maravillas

A finales del siglo XVIII en el valle de Matehuala había importante haciendas agrícolas y ganaderas que se comunicaron con el camino real de tierra...