Kiosco de la Plaza de Armas

5 junio, 2024

h

El kiosco de la Plaza de Armas “5 de Mayo”


Los tambores y los instrumentos de viento llamaban a la población de Matehuala para ver la inauguración del Kiosco de la Plaza de Armas el 3 de febrero de 1905. Símbolo de la arquitectura porfiriana a lo largo del país se colocaron kioscos en las plazas públicas.
Los kioscos fueron creados en Francia como espacios para enaltecer los valores culturales del país, idea retomada durante el porfiriato para enaltecer la cultura nacional y formar el gusto por las artes en la sociedad.
Durante la inauguración del kiosco de la Plaza 5 de Mayo, el profesor Ángel Veral pronunció un discurso y el jefe político Manuel E. Izaguirre declaró la inauguración.
El evento se realizó en honor al Gobernador de Estado, don Blas Escontría, y la ceremonia la llevó a cabo el jefe político: Manuel E Izaguirre; además del presidente municipal: Miguel A. Quijano; y el presidente de la junta de mejoras: Filiberto Castillo.
La ceremonia de la inauguración fue acompañada por la Banda Militar del Estado y la Banda Municipal, quienes deleitaron al público con marchas militares, vals y música de viento.
El kiosco fue apadrinado por los principales empresarios mineros de Matehuala, entre ellos; Pedro Berrenechea, presidente de la Negociación Minera de Santa María de la Paz, J.A. Kilton Gerente de la Cía. Metalúrgica Nacional de Matehuala, Guillermo Dingwall, Director de la Negociación Minera de Santa María de la Paz. Manuel N. González, Superintendente de Ferrocarriles Nacionales.
El kisoco de la Plaza de Armas de Matehuala a lo largo de su historia ha sido escenario de grandes bandas, recitales, orquestas sinfónicas y músicos de todos los estilos que han deleitado al público a través del tiempo.


Investigación: René A. Torres Nava

Kiosco de la Plaza de Armas, foto antigua

Notas relacionadas…

Hacienda de Maravillas

Hacienda de Maravillas

A finales del siglo XVIII en el valle de Matehuala había importante haciendas agrícolas y ganaderas que se comunicaron con el camino real de tierra...