Su objetivo era migrar a los EU y se quedan sin dinero para continuar su viaje.

El Sistema Municipal DIF de Matehuala actuó de manera oportuna atendiendo una denuncia en donde se manifestó el riesgo que corrían tres pequeños que acompañaban a sus padres en el crucero de la carretera 57 y avenida Roble, quienes buscaban algunas monedas para subsistir, sin embargo ponían en peligro la integridad de los menores.

Una familia de migrantes originarios de de Guatemala quedaron varados en esta ciudad de Matehuala, debido a que sus recursos económicos se agotaron y buscaron una opción para poder continuar con su camino, por lo que decidieron hacer malabares en medio de la carretera 57, sin embargo se hacían acompañar de sus tres pequeños hijos que ante las inclemencias del tiempo y lo peligroso del lugar sorteaban su vida, por lo que DIF Municipal intervino para la protección de los menores.

Una de las políticas de esta administración es la de solidarizarnos sobre todo con los niños que se encuentran en situación vulnerable, ante esta circunstancia la Presidenta del DIF, Sra. Ludivina Sánchez Montejano, determinó que se debía salvaguardar la integridad de los pequeños que eran expuestos en ese lugar.

Una semana aproximadamente decidieron quedarse a pesar de la constantes visitas del área de trabajo social del DIF en donde les indicaron que los menores no podían estar en riesgo, por lo que se les brindo apoyo alimentario para su consumo, procurando que se complementara una dieta sana para los niños de 6, 5 y 1 año de edad, además de proporcionarles juguetes, para que pudieran escapar por un momento de la realidad por la que estaban atravesando, mencionó la trabajadora Social del DIF.

Finalmente se logró convencer a la pareja de retornar a Puebla en donde indicaron tener familiares con los que se podían refugiar, se les gestionó el pasaje y se les apoyo con lo que les faltaba.

Se les brindó hospedaje y alimentación así como revisión médica antes de su partida, y se les otorgó alimentos que pudieran consumir durante su camino, con la intensión de que los pequeños no pasaran hambre durante su viaje a Puebla debido a que mostraban desnutrición.

Desafortunadamente son situaciones complicadas que se viven actualmente por la situación económica que se tiene en muchos países, sin embargo en esta época de Pandemia es más complicado para muchos migrantes lograr su objetivo de cruzar a los Estados Unidos, y más complicado resulta, brindar bienestar y seguridad a los menores que deciden traer consigo en su larga travesía, mencionó la trabajadora Social del DIF Wendy Rivera Zamora.